CAPUCHÓN CERVICAL

Método de Barrera

El capuchón cervical bloquea la entrada al cérvix para impedir que los espermatozoides entren a la matriz.

RÉGIMEN

48H
MAX

BENEFICIOS

Bajo costo

Sin hormonas

Ampliamente disponible

 

    TAPONES, TUBERÍAS Y PREVENCIÓN DEL EMBARAZO

    El capuchón cervical es un capuchón en el sentido de que eso parece, con algo de imaginación. En realidad, el capuchón actúa más como un tapón, el cual se introduce en la vagina hasta que cubra el cérvix para que los espermatozoides no puedan entrar al útero. El capuchón está hecho de látex o silicona suaves y tiene un marco redondo, es más pequeño que el diafragma y cubre únicamente el cérvix. Es necesario que tu profesional médico haga una prueba inicial. Puede no funcionar muy bien en las mujeres que han tenido hijos ya que el parto distiende la vagina y el cérvix por lo que el capuchón podría no ajustarse bien. El capuchón no se debe usar solo, el capuchón siempre se debe usar con espermicidas para que estés adecuadamente protegida.

    Capuchón cervical – Método de Barrera

    CÓMO

    Antes de tener sexo debes colocarte el capuchón en la vagina, lo cual puede parecer un poco complicado al principio, pero la práctica, como siempre, hará que te familiarices con el proceso. Primero lávate las manos, toma el capuchón y el espermicida. Llena el domo del capuchón con espermicida extendiéndolo hasta cubrir también las orillas, después voltéalo y haz lo mismo del otro lado.

    Ahora, para colocarlo empieza como si te estuvieras poniendo un tampón, aprieta el capuchón, introdúcelo dentro de ti y empújalo hacia arriba hasta que se ajuste cómodamente al cérvix y ya está listo. No te olvides de asegurarte de que tocas el asa, la vas a necesitar. Deja el capuchón en su sitio por lo menos 6 horas después de haber tenido sexo y lo puedes dejar hasta 48 horas. Para extraer el capuchón, ponte en cuclillas y presiona el domo para romper el vacío, toma el asa y úsala para sacarlo suavemente.

    PROS Y CONTRAS

    • Se puede usar a libre demanda
    • Puedes llevarlo contigo fácilmente
    • No se afecta por el uso de otros medicamentos
    • Se puede usar cuando se está amamantando
    • Sin hormonas
    • Puede interferir con la espontaneidad sexual
    • Su uso puede requerir práctica
    • Se debe estar al pendiente de las horas que lleva puesto
    • No siempre es adecuado para mujeres que han tenido hijos
    • Requiere una prueba inicial por un profesional médico
    • La efectividad aumenta cuando se usa en combinación con espermicidas
    • Baja eficacia incluso cuando se usa como se indicó
    • El capuchón puede causar irritación o reacciones alérgicas
    • Si lo dejas puesto más de 48 horas, existe el riesgo de choque tóxico. El choque tóxico es una infección rara pero grave.
    • No protege contra la infección por VIH (SIDA) ni contra otras enfermedades de transmisión sexual (ETS).

    PREGUNTAS FRECUENTES

      La mayoría de los espermicidas tienen un sabor desagradable pero generalmente no hacen daño ni hacen sentir mal, sin embargo, es aconsejable que lo evites. Si te preocupa enfermarte después de tomar algo de espermicida debes consultar a un profesional médico.

      El capuchón cervical viene en diferentes tamaños que van de 22 a 26 mm. Tu médico o profesional médico te realizará un examen pélvico y determinará qué tamaño necesitas basándose en tus antecedentes obstétricos, por ejemplo, las mujeres que nunca han estado embarazadas usan tamaños más pequeños que las mujeres que ya han tenido hijos. Después se prueban tamaños más pequeños o más grandes hasta que se encuentra el tamaño adecuado. El capuchón debe encajar perfectamente en la mitad superior de la vagina. La mujer debe practicar la colocación bajo supervisión y se debe verificar la ubicación para asegurarse que el anillo esté ubicado correctamente en la vagina. Después de un embarazo a término, cirugía pélvica o aborto o un cambio de peso importante puede ser necesario cambiar el tamaño del capuchón cervical. Se recomienda que el capuchón cervical se cambie cada año o antes si muestra algún signo de deterioro.

      No se debe quitar el capuchón cervical antes de que hayan pasado 6 horas del coito y puede permanecer en su sitio hasta 48 horas después de éste. Se requiere espermicida adicional para cada coito subsecuente. Si se requiere usar más espermicida, éste se debe colocar en la vagina mientras el capuchón cervical permanece en su sitio.

      Los espermicidas contienen sustancias que matan a los espermatozoides. Algunos productos también forman una espuma o moco espeso que bloquea el cérvix y actúa como barrera contra los espermatozoides. Pueden venir en forma de espuma, tabletas espumantes, pesarios, cremas, jaleas y esponjas. Los espermicidas no son lo suficientemente efectivos cuando se usan solos y deben usarse en combinación con métodos de barrera como el diafragma o el capuchón cervical.

      No hay razón para que el capuchón cervical se pierda o se atore dentro de ti. Un profesional médico determinará el tamaño específico que se adapte a ti y que puedas usar de manera efectiva. El profesional médico también debe revisar el capuchón cervical frecuentemente para asegurarse de que el ajuste sigue siendo adecuado.

      APRENDE CÓMO HABLAR DE ESO CON:

      Tu Profesional Médico

      Tu Profesional Médico

      Tu profesional médico conoce el tema mejor que nadie; obtén las respuestas adecuadas para ti.

      Tus Padres

      Tus Padres

      Ellos te conocen mejor que nadie y ya han pasado por esto también

      Tu Pareja

      Tu Pareja

      Ustedes están en esto juntos, y no solo en la cama, sé sincera